La chica que amaba a los caballos
Un viaje solitario y confuso

| | | |

12 . 01 . 2021 |

La chica que amaba a los caballos es un thriller protagonizado por Alison Brie. Cuenta sobre una solitaria mujer con inexplicables visiones.

La chica que amaba a los caballos es una película estadounidense de drama, misterio y thriller. En sus 103 minutos de duración recorre la confusa pero interesante historia de una mujer que en su soledad experimenta inexplicables visiones.

A través de una narrativa que combina sucesos paranormales y trastornos mentales, La chica que amaba a los caballos se presenta como un acertijo que desafía los límites de la realidad y la ficción. Un thriller psicológico que se mantiene fiel a su género.

También navega en problemáticas tan antiguas como es la psiquiatría y lo extraterrestre. Donde la combinación de ambos temas resultará en un leve esfuerzo de trabajo mental para quien se decide a ver el filme e intenta descifrar la incógnita junto a la protagonista.

Alison Brie como Sarah y Molly Shannon como Joan en La chica que amaba los caballos.

Caballos, la única compañía

Sarah (Alison Brie) es una joven y solitaria mujer. Su contacto más regular y cercano es su colega Joan (Molly Shannon) y su compañera de apartamento Nikki (Debby Ryan). A pesar de compartir con ellas a diario, por razones obvias, la soledad de Sarah no parece desaparecer nunca.

Los rituales y rutinas de la joven son mundanos y cotidianos. Asiste a su trabajo como vendedora en una tienda de manualidades, disfruta viendo series policiacas en las noches y va a clases de zumba.

Pareciera ser que la única alegría genuina en la vida de Sarah es visitar a su caballo de la infancia, Willow. Este amor la convierte indiscutiblemente en La chica que amaba a los caballos.

El vínculo entre la mujer y el animal se mantiene, a pesar de que desde hace años el caballo ya no es realmente suyo, sino que vive en un establo donde los propietarios se ven visiblemente molestos con las constantes apariciones de Sarah.

El día de su cumpleaños, Sarah se da cuenta de la triste realidad de su vida. Por esta razón intenta hacer planes que fracasan casi inmediatamente. Su compañera Nikki organiza una improvisada fiesta de cumpleaños con su irritable novio y su compañero de cuarto. 

La solitaria vida de Nikki, marcada por el suicidio de su madre el año anterior, se ve interrumpida con esta fiesta y nuevos personajes. Lamentablemente los problemas de Sarah están lejos de acabar. 

Alison Brie como Sarah y Debby Ryan como Nikki conversando en un departamento en La chica que amaba los caballos.

¿Imaginación o realidad?

La noche de la fiesta Sarah se ve a sí misma en una habitación blanca con una mujer y un hombre a su lado. Ambos se encuentran en una camilla al igual que Sarah. Sólo se escuchan leves sonidos que resultan incomprensibles. 

Al día siguiente Sarah despierta en el salón de la casa y su compañera Nikki la increpa por unos fuertes rasguños en la pared. Sin encontrar explicación lógica, Sarah se compromete a arreglar el problema. 

De aquí en adelante el misterio y drama comienzan a ascender. Sarah reconoce al hombre que vio la noche anterior en sus sueños y su confusión entre sueños lúcidos y realidad sólo se acrecienta. 

El resto de la película culmina en extrañas visiones. La protagonista no se detendrá hasta descubrir una explicación para entender lo que le sucede, aún cuando eso signifique alejarse y espantar a todas las personas que conoce. 

Por esto, su única conexión y verdadero amor recaerá en el que tiene por su caballo Willow. La chica que amaba a los caballos podrá perder la claridad e incluso alcanzar la locura, pero nunca abandonará a su caballo

Jeff Baena en la dirección de La chica que amaba los caballos.

Detrás de La chica que amaba a los caballos

La chica que amaba a los caballos, o Horse Girl por su nombre en inglés, está dirigida por el escritor y director estadounidense Jeff Baena. Estuvo nominada a los Women’s Image Network Awards del 2020 en la categoría Largometraje Destacado.

La protagonista, Alison Brie, es reconocida por sus papeles en importantes series como Mad Men, Glow o Community.

La historia fue creada en conjunto por Baena y Brie, por lo que su conexión traspasó aún más allá la de protagonista y director. No obstante esto no se presenta como sorpresa, ya que ya habían trabajado juntos en 2017 en la comedia romántica The Little Hours.

¿Dónde ver La chica que amaba los caballos online?

Puedes encontrar esta película en Netflix.

Reseña

La vida de una solitaria chica cambia cuando el día posterior a su cumpleaños empieza a tener visiones con extraterrestres. Un paseo por la locura que provoca la soledad, de una forma interesante y compleja. Escrita por el director Jeff Baena, en conjunto con la protagonista, Alison Brie.

Calificación

IMDb

5.9

POPTAIM

7.3

Nota Final

6.7