Fragmentos de una mujer
Grandes actuaciones para un relato desolador

| |

13 . 01 . 2021 |

En Fragmentos de una mujer brilla Vanessa Kirby, pero también una leyenda hollywoodense: Ellen Burstyn. Un filme desgarrador para almas sensibles en Netflix

Mucho se habla de la gran actuación de Vanessa Kirby en Fragmentos de una mujer (Pieces of a woman), el drama que llega a Netflix con una historia sensible y conmovedora. Pero para ser justos hay que agregar que la película cuenta con otra actriz descollante: Ellen Burstyn, que a sus 88 años se confirma como una leyenda de Hollywood.

Ellas dos son el soporte de Fragmentos de una mujer. Este filme hondo y bastante bien logrado, puede llevar al Oscar a Kirby, quien ya sorprendiera gratamente en su rol de la princesa Margarita en The Crown.

Interpretación que, de hecho, ya le significó en el Festival de Venecia una Copa Volpi como Mejor Actriz.

Drama de una pérdida

Martha (Vanessa Kirby) y Sean (Shia LaBeouf) están esperando la llegada de su primera hija y han decidido que el parto sea en casa.

Las cosas se complican y la guagua no resiste, situación que lleva a Martha a un quiebre emocional profundo, interno y externo, con la ruptura de sus relaciones cercanas y el juicio contra la partera, acusada de negligencia.

Dirigida por el húngaro Kornél Mundruczó, la cinta ha llamado la atención porque en los primeros 20 o 30 minutos despliega un plano-secuencia demoledor, con el parto y su desgarrador desarrollo. Kirby se lleva el peso de las escenas y expresa el dolor físico de manera convincente y transmisible a cualquiera que esté viendo.

Martha (Vanessa Kirby) y Sean (Shia LaBeouf) durante un parto que no llegará a buen final.

Luego de eso, la trama gira en torno a las consecuencias de la pérdida para el matrimonio, sin poder mantener el mismo nivel emocional y la potencia de la secuencia inicial, tarea que podría ser inabarcable para cualquier director.

Al inicio, el espectador está y se siente conectado íntimamente con los personajes; después, aquello se vuelve distante. No somos más que testigos y esa decisión dificulta la empatía con los protagonistas, que hasta parecen desagradables en cierto punto. Sobre todo Sean, que en una actuación algo descontrolada de LaBeouf lleva a pensar en las acusaciones que recientemente se hicieron en su contra.

Hacia el final, Fragmentos de una mujer recupera su fuerza con esa atmósfera desoladora que lo invade todo, pero que va encausándose de a poco hacia un lugar más luminoso. Finaliza con un cierre, aunque algo obvio, conmovedor.

El talento de Kirby y Burstyn

Vanessa Kirby, como Martha, y Ellen Burstyn, como su madre Elizabeth, en una relación estresada por una pérdida traumática.

Es Vanessa Kirby la que se lleva los mayores aplausos aquí. Es su mejor interpretación hasta el momento, con un derroche de micro-expresiones que denotan el dolor de su personaje con sutileza.

El espectador la acompaña en este viaje tremendo y se reconforta con una leve sonrisa que anuncia un buen final.

El soporte actoral está en manos de Ellen Burstyn, la recordada abuela de Réquiem por un sueño, quien acá interpreta a la madre de Martha. Una actriz llena de méritos y reconocimientos, pero que no se conforma y que con cada interpretación nos invita a conservar en nuestras retinas sus gestos y palabras.

El mensaje sobre la pérdida y el perdón de Fragmentos de una mujer se mantiene en pie con defectos y virtudes.

Esta es una película que llega al corazón, pero que no descolla. En cualquier caso, es un drama interesante al que hay que darle una oportunidad.

¿Dónde ver Fragmentos de una mujer online?

La película, que dura poco más de dos horas, está en Netflix.

Reseña

En Fragmentos de una mujer brilla la actuación de Vanessa Kirby, pero también la de una leyenda hollywoodense: Ellen Burstyn. Un relato desgarrador para almas sensibles en Netflix, que ya le dio un premio como Mejor Actriz, en el Festival de Venecia, a Kirby.

Calificación

IMDb

7.0

POPTAIM

7.5

Nota Final

7.4