Watchmen
Una mirada necesaria, hoy más que nunca

| | | |

31 . 07 . 2020 |

Esta nueva adaptación salpica por todas partes el ADN de la novela gráfica creada por Alan Moore y David Gibbons, pero destaca con una trama actualizada e inesperadamente contingente.

Tulsa, Oklahoma, 1921. Entre fines de mayo y principios de junio de ese año, ocurrió el peor incidente de violencia racial del que se tenga registro en Estados Unidos. Un distrito conocido como el Wall Street Negro fue el objetivo de una revuelta en la que un grupo de blancos se ensañó contra la población afroamericana producto de un conflicto local por un crimen. 

Con este crudo episodio conocido como la masacre de Tulsa, Damon Lindelof –la mente detrás de Lost y The Leftovers– da inicio a una nueva adaptación de Watchmen, la famosa novela gráfica publicada por DC Comics a mediado de los 80. Con el amparo de HBO, esta miniserie de 9 capítulos se ambienta 34 años después de los hechos narrados en el cómic creado por Alan Moore y David Gibbons.

Nuevamente. Tulsa, Oklahoma, pero el año es 2019. La policía de la localidad, tras sufrir un ataque perpetrado por un grupo de supremacistas blancos llamado La Séptima Caballería, debe ocultar su identidad con máscaras para su seguridad al ser acusados por “injusticias raciales”.

Una de ellas es la detective Angela Abar (Regina King, nominada al Emmy 2020 por su papel), quien asume el rol de Sister Night durante su trabajo investigativo. Justamente, la producción se centra en el personaje de Abar, a quien la aparición de un misterioso anciano y la muerte de su colega y mejor amigo la dejan envuelta en una conspiración digna de páginas de historietas.

En Watchmen, La Séptima Caballería es un grupo de supremacistas que opera violentamente fuera de la ley.

La esencia Watchmen

Fiel a las páginas de su obra original –a diferencia de la adaptación a la pantalla grande que hizo Zack Snyder en 2009–, la miniserie recobra la misma esencia que el cómic, basado en un mundo paralelo históricamente, en el que Estados Unidos ganó la Guerra de Vietnam, Richard Nixon fue presidente por cinco periodos hasta 1989, y donde el actual mandatario del país es el reconocido actor Robert Redford.

El Watchmen de Lindelof es un constante guiño a ese universo extraño que se lee en las páginas. Incluso, fue capaz de rescatar a personajes icónicos como Laurie Juspeczyk (Jean Smart), la segunda Silk Spectre; Adrian Veidt/Ozymandias (Jeremy Irons) y el mismísimo Dr. Manhattan. Pero no se quedó en la seguridad de traerlos a ellos de regreso, también logró construir una trama novedosa y contingente en base al cómic, en un EE.UU. donde las repercusiones de lo sucedido en 1985 siguen afectando a su población.

La miniserie se arma de personajes fascinantes, como Wade Tillman/Looking Glass (Tim Blake Nelson), Judd Crawford (Don Johnson) y Lady Trieu (Hong Chau), los que junto a Angela Abar conforman un entramado complejo que tiene sus orígenes en la tensión racial estadounidense, la lucha de poderes y un par de situaciones descabelladas que hacen de esta ficción una reconfortante pieza audiovisual.

Sin embargo, en el puritanismo del contenido podría estar su falencia. Si para alguien que conoce la novela gráfica ya puede ser una serie un tanto compleja y difícil de digerir, para el público que no está familiarizado con el mundo de Watchmen, puede resultar poco atractiva y sin sentido.

Jeremy Irons recibió una nominación al Emmy 2020 por su rol como Adrian Veidt/Ozymandias en Watchmen.

Las fuentes de inspiración

Alan Moore quiso plasmar sus ansiedades de los años 80 en la historia que David Gibbons llevó a la viñetas. Tras el apogeo de la Guerra Fría, la innegable competencia entre la superpotencias que representaban Estados Unidos y la URSS fue un pilar esencial a la hora de inspirarse. Junto con esto, tomó la popularidad del fenómeno de los superhéroes para desvirtuar y darle una mirada más brutal y absurda al género. 

Y aquí creo que Lindelof ocupó la misma fórmula para su guión. Hizo que la trama central de Watchmen siguiera patrones no tan desconocidos para el pueblo estadounidense: el alza del supremacismo blanco y el desbordante racismo contra la población afroamericana

Siguiendo esto, desde su estreno en octubre de 2019, no muchos creyeron que esta adaptación tomara tanta relevancia unos meses después al suscitarse una ola de manifestaciones en EE.UU. tras el asesinato de George Floyd.

Inesperadamente profética

A fines de mayo de este año, la muerte de un afroamericano de 46 años en Minneapolis, Minnesota, abrió nuevamente una herida constante que tiene el pueblo estadounidense. El racismo y la brutalidad policial nuevamente volvían a estar en boca de todos, pero esta vez las masas se aglutinaron con más fuerza que nunca, siempre bajo la premisa de Black Lives Matter

En el periodo de manifestaciones –que se estima fue de más de 500 concentraciones en EE.UU. y que se extendieron a lo largo del mundo, con cerca de 60 países sumados al movimiento–, surgió el nombre de Watchmen como un referente actual del conflicto, mirado desde la vereda de la ficción. 

“En la mayoría de los aspectos, Watchmen demostró extrañamente, y de forma misteriosa, ser profética; en el contexto de los disturbios sociales de 2020, ahora podría ser el momento perfecto para maratonear esta serie aclamada por la crítica”, señaló la revista Forbes en un artículo donde se analizó porqué era tan contingente la producción de HBO.

Y es que tomar la masacre de Tulsa como punto de inflexión para la trama general de la miniserie resonó en muchas personas, ya que el hecho histórico parece haber sido bastante reprimido del inconsciente colectivo en Estados Unidos. Con justa razón, la audiencia de la miniserie aumentó considerablemente en su plataforma de streaming, dando cuenta de su relevancia.

“Es una de esas historietas raras que trasciende lo que la gente piensa cuando hablas sobre cómics. La idea en sí puede establecer conversaciones culturales reales o inmersiones profundas sobre la historia estadounidense, o críticas a la ley y el orden”, señaló Damon Lindelof a Entertainment Weekly luego de que Watchmen arrasara en las nominaciones a los Primetime Emmy 2020, llevándose un total de 26 postulaciones, incluida Mejor Miniserie.

¿Dónde ver Watchmen?

La miniserie está disponible en HBO Go.

Rese帽a

Provocativa y relevante, Watchmen lleva en su interior la esencia de la novela gráfica, pero con una mirada completamente actualizada. Su mensaje logra resonar en un mundo marcado por la violencia racial. Sin embargo, el trasfondo de su historia logra ser peligrosamente muy de nicho.

Calificaci贸n

IMDb

8.1

POPTAIM

8.7

Nota Final

8.8