The End of the F***ing World
La odisea de dos adolescentes desdichados

| | |

4 . 08 . 2020 |

The End of the F***ing World cuenta la historia de James y Alyssa, cuyo destino se volverá cada vez más oscuro al verse envueltos en un asesinato. Se basa en una novela gráfica, tiene dos temporadas y es adictiva de principio a fin.

Un filme basado en un cómic siempre tiene una esencia especial: las escenas, los detalles… o la sangre, por ejemplo, que irrumpe con insolencia, tiñendo de rojo toda la atmósfera. The End of the F***ing World es una clara muestra de esta afirmación.

La serie, basada en la novela gráfica homónima creada por Charles S. Forsman, aprovecha al máximo esta herencia. Es fácil de leer, concisa y con un humor negro muy atrevido. Es una producción que tiene onda y estilo, como todo buen cómic.

Los personajes principales son James y Alyssa. Dos adolescentes desdichados y, sinceramente, un poco dementes.

James, interpretado por Alex Lawther (Black Mirror, capítulo Shut Up and Dance), es un joven que, según sus propias palabras, está seguro de que es un psicópata. Habiendo metido la mano en aceite hirviendo y visto a su madre morir, a lo largo de su vida, nunca sintió ni la menor emoción.

Alyssa, por su parte, odia todo y es ofensiva con cualquiera que le dirija la palabra. La vida le agobia. La actriz Jessica Barden había encarnado a la misma personaje anteriormente, para la primera adaptación audiovisual de esta novela gráfica, TEOTFW (2014).

La primera temporada de The End of the F***ing World fue estrenada en Reino Unido por Channel 4, en 2017. En 2018 Netflix la sumó a su catálogo de producciones originales y un año después, la plataforma anunció que realizarían una nueva temporada de la serie, que se estrenó en 2019.

En total, las dos temporadas suman 16 episodios. La duración es precisa: 25 minutos por capítulo, como máximo.

James, interpretado por Alex Lawther, en The End of the F***ing World

Un crimen premeditado-accidental

Tras aburrirse de matar animales, James decide ir por “algo más grande”. Es entonces cuando conoce a Alyssa. “Creí que sería interesante matarla, así que pretendí enamorarme de ella”, declara. Así comienza la primera temporada.

Es absurdo y a la vez tenso ver crecer este amor juvenil, donde él siempre está esperando el momento indicado para apuñalarla. En un momento ella le propone robar el auto del padre de James y largarse, allí arranca la odisea.

Pero todo saldrá contrariamente al plan: James comienza a enamorarse de Alyssa y ambos se ven envueltos en un inesperado asesinato que ensombrece violentamente su destino.

El encanto de The End of the F***ing World radica tanto en su ágil guión como en su bella propuesta estética, que nos lleva de paseo por bosques cubiertos de niebla y cafés baratos en medio de la carretera.

Lawther y Barden, los jóvenes artistas centrales, merecen todos los aplausos. Ambos logran representar personajes complejos e incómodos de ver. Tan odiosos como adorables.

Como mencioné… mucha sangre.

Segunda temporada: más sangre, locura y amor

Al anunciar una nueva temporada de The End of the F***ing World los realizadores debían enfrentarse a cómo continuar con esta historia, creando una trama original que diera continuidad al relato rescatado de la novela gráfica inicial. Lo bueno es que la serie mantiene la chispa y la identidad de la primera temporada.

James y Alyssa, dos años después de lo ocurrido, han tenido que lidiar con las consecuencias de sus actos, que los han atormentado en igual medida. Alejados, volverán a verse luego de recibir amenazas de muerte. Al parecer alguien quiere vengar el crimen que cometieron en el pasado.

Aquí se introduce el personaje de Bonnie (Naomi Ackie), una ex reclusa por homicidio, que va tras los pasos de los asesinos de su “novio”. Ella no está bien de la cabeza y basta con ver su mirada perdida para darse cuenta. Pero Alyssa y James tampoco lo están del todo, por lo que deciden ayudarla llevándola con ellos. Así comienza un juego de cazador y presa que se alarga tensa y cómicamente.

Al final del recorrido, además, James y Alyssa deberán enfrentar sus sentimientos amorosos, después de evadirlos por largo tiempo.

The End of the F***ing World es una oscura y genial serie británica, adictiva de principio a final.

Alyssa, James y Bonnie.

¿Dónde ver The End of the F***ing World?

Las dos temporadas de la serie están disponibles en Netflix.

Rese帽a

El encanto de The End of the F***ing World radica tanto en su ágil guión como en su bella estética. La serie cuenta la historia de James y Alyssa, dos jóvenes cuyo destino se volverá cada vez más oscuro al verse envueltos en un asesinato. Esta es una obra genial, adictiva de principio a fin.

Calificaci贸n

IMDb

8.1

POPTAIM

8.9

Nota Final

8.8