How to Get Away with Murder
Bajo la ley y el amparo de Shonda Rhimes

| | | |

19 . 10 . 2020 |

Con How to Get Away with Murder, Shonda Rhimes terminó por consagrarse como una de las grandes creadores y productoras de la TV estadounidense. Y para ir más allá, su propuesta narrativa vuelve a apuntar a darle notoriedad e importancia a segmentos poco representados en la industria, pero siempre con el toque mágico del género telenovelesco.

Shonda Rhimes no es un nombre desconocido en Hollywood. La guionista y productora de televisión es casi una de las divinidades de la industria, debido al éxito de producciones de la pantalla chica que tienen su aval. Sentó bases con el ahora longevo drama médico Grey’s Anatomy, para luego mostrarnos en el excitante mundo de Olivia Pope en Scandal. Sin embargo, la tríada no estaba terminada. 

En 2014, la cadena ABC –que ampara sus otras series– estrenó How to Get Away with Murder, el nuevo hijo de Rhimes. Metiendo un gol de entrada, la ficción consiguió reclutar a una grande del espectáculo, la actriz ganadora del Oscar Viola Davis (La duda, Fences). 

A diferencia de Meredith Grey y Olivia Pope, Annalise Keating (Davis) no está principalmente vinculada a un hospital o a la mismísima Casa Blanca.

En esta oportunidad, la protagonista de HTGAWM (abreviación en inglés de la serie. De nada) nos adentra en el mundo de las leyes y el crimen, mostrándonos a una reconocida profesora de derecho que, de alguna u otra manera, se ve envuelta en un misterioso asesinato. Sí, y ella –básicamente– enseña cómo salir impune de algo así. 

Inocente hasta que se demuestre lo contrario

Las filas de Annalise no están vacías. El elenco casi coral –muy común en las producciones de Rhimes– lo componen Wes Gibbins (Alfred Enoch), Connor Walsh (Jack Falahee), Michaela Pratt (Aja Naomi King), Asher Millstone (Matt McGorry) y Laurel Castillo (Karla Souza), todos estudiantes de la clase que imparte Keating y posteriores asistentes de ella en un caso de asesinato. 

El grupo de futuros abogados forma parte de un misterioso suceso que termina con la “accidental” muerte del esposo del personaje que interpreta Viola Davis, Sam Keating (Tom Verica). Sin embargo, las causas detrás de este hecho se ven vinculadas con la muerte de una joven de la universidad.

Así es como, capítulo a capítulo, How to Get Away with Murder se vuelve en sí mismo un caso que quieres investigar. Recurriendo a los fieles recursos audiovisuales del género de crimen, la serie también ahonda en el romance dramático que a kilómetros brilla con el sello de Shondaland (casa productora de Shonda Rhimes). 

Si Grey’s Anatomy nos intenta “enseñar” medicina y Scandal los secretos tras el lobby político y los lavados de imagen, HTGAWM es –literalmente– lo que dice su título: cómo librarse impunemente de un asesinato

Quizás podemos intuir si esta premisa es lograble o no, teniendo en cuenta que la producción se extendió por seis temporadas hasta finalizar en 2019. Aun así, el morbo de generan los guiones de Rhimes no decepcionan. El efecto telenovela siempre está presente y, queramos admitirlo o no, es lo que nos mantiene enganchados. 

La santísima trinidad

Si hay algo que vino a remarcar Shonda Rhimes con How to Get Away with Murder es que cuenta con el poder para posicionar a personajes femeninos en roles de gran importancia. Y no solo se quedó en eso, porque con Kerry Washington poniéndose los zapatos de Olivia Pope en Scandal vino a declarar que la mujer afroamericana también forma parte de los altos escaños del día a día.  

Por eso, con Annalise Keating, la productora reafirmó su discurso una vez más y el éxito que le siguió a la serie evidenció que su estrategia es de las más exitosas de la industria, tanto así como la de Ryan Murphy (American Horror Story, Glee, Ratched) o los cerebros detrás de Game of Thrones

Tan presente estuvo en la parrilla programática de EE.UU., y en el streaming por todo el mundo, que en algún momento la cadena ABC destinaba el horario prime de un día para el estreno de capítulos de Grey’s Anatomy, Scandal y HTGAWM.

Y para el éxtasis de los fanáticos, también hicieron posible un crossover que juntó los mundos de Olivia Pope con el de Annalise. Bien hecho, Shonda. 

Por ahora, solo con la vigencia de Grey’s Anatomy en pantalla, Shondaland se prepara para llevar su ingenio y audacia a Netflix, con el cual logró un multimillonario acuerdo para producir series en el gigante del streaming.

¿Dónde ver How to Get Away with Murder?

En Netflix están disponibles las seis temporadas de HTGAWM.

Rese帽a

How to Get Away with Murder cumple con la genialidad narrativa del género de crimen. Sin embargo, su aporte y, a la vez, factor adictivo, es el entramado dramático que logra con sus diverso panel de personajes y la épica presencia de su protagonista.

Calificaci贸n

IMDb

8.1

POPTAIM

8.3

Nota Final

8.4